Reserva Nacional de Lachay

Establecida en la provincia de Huaral(a 105 km al norte de Lima), en junio de 1977, sus 5 070 hectáreas de extensión comprenden los territorios de Sayán, Chancay, Huacho y Huaral. Su objetivo es proteger una muestra representativa de lomas arbóreas y las formas de vida allí establecidas.
Las Lomas de Lachay tienen una altitud de 100 a 750 metros sobre el nivel del mar, lo cual favorece el contacto con las nubosidades que, por efecto electrostático, se condensan y precipitan sobre la vegetación y geografía del lugar.

En este lugar, rodeado del desierto superárido, crecen más de 94 especies vegetales, entre plantas suculentas, arbustivas y arbóreas, como amancaes, azucenas del inca, heliotropos, orquídeas y valerianas, entre otras; 25 de las cuales se encuentran en peligro de extinción. También constituyen el hogar de un considerable número de mamíferos como zorros costeños, zorrinos, gatos andinos, vizcachas y murciélagos; aves como lechuzas de los arenales, perdices, palomas, tórtolas, cernícalos y majestuosos cóndores; reptiles como jergones de la costa, lagartijas, salamanquesas y víboras; además de insectos, como arácnidos, artrópodos y varios otros no identificados aún.

Zona reservada Pantanos de Villa

Es la única área natural de la ciudad de Lima habitada por especies de avifauna. Los pantanos o humedales de afloraciones de agua dulce y salobre están ubicados en el distrito de Chorrillos, sobre una extensión de 500 hectáreas próximas al mar.

Alberga 62 especies vegetales, como totoras, juncos, gramas saladas, arbustos y palmeras exóticas. Entre sus 150 especies de aves, abundan zambullidores, garzas, patos, pollas de agua, gallaretas, chorlos y más de 17 aves migratorias procedentes de los Andes, la Amazonía, la Patagonia, Norteamérica y el Caribe. Una de las especies que más asombro ha causado es el gaviotín ártico, cuyo periplo migratorio es el más extenso del mundo, pues vuela desde el Círculo Polar Ártico hasta la Antártida.